Marathon des Sables

Reproduzco aquí el reportaje que escribí para la revista Runner´s World, la revista de correr más leída del mundo. En él narro mis experiencias en el Marathon des Sables, primero de los tres desafíos del Proyecto SYR.

“Él decía que no”

Esta frase que da título al reportaje es de un chiste que uno de mis compañeros de jaima, Fidel, contó al principio de nuestra aventura y que, al cabo, se convirtió en la simpática coletilla de muchos comentarios, despertando carcajadas que, en momentos duros, nos levantaban el ánimo. Pero es también la expresión del mayor de los temores que uno tiene ante este tremendo desafío: no acabar. Representa, en fin, la esencia de esa lucha contra uno mismo, la verdadera batalla que todo osado libra en el Marathon des Sables.

Eduardo

En cierta ocasión, mientras marchaba por un mar de dunas flanqueadas por macizos rocosos, sobrecogido ante semejante belleza, recordaba la película ´The Game´. En ella, el protagonista es invitado a vivir una situación de apariencia completamente real, aunque no era más que un juego virtual. Y es que el Marathon des Sables es, por encima de todo, una experiencia absolutamente arrolladora. En la edición 2007, 220 km de dunas y piedras que te ´fríen´ los pies en ´menos que canta un gallo´. El escenario: el desierto del Sahara, al sur de Marruecos. En total, una semana de carrera y seis etapas en “régimen” de autosuficiencia, es decir, que tienes que cargar con todo lo necesario: comida, ropa, material de supervivencia… Las claves son la enorme distancia, el peso de la mochila (de 8 a 10 kg las más ligeritas) y el tremendo calor con el consiguiente riesgo de deshidratación. El éxito o fracaso dependen en gran medida de lo cuidadoso que se haya sido en la planificación, incluido, claro está, el entrenamiento. No es de extrañar, pues, que esta aventura empiece desde el momento en que decides correrla.

imagen de piesFue la gran dificultad asociada a los factores deportivo y aventurero lo que me motivó a intentarlo, allá por junio del pasado año. Desde entonces y hasta la hora de la verdad, nueve meses después, trabajé sin descanso en los interminables preparativos. Lo primero, un concienzudo plan de entrenamiento diseñado por Óscar Casero, mi preparador físico. Tras meses trabajando una buena base de fondo, acabé haciendo salidas de 5, 6 y hasta 9 horas. Así que, tratando de interferir lo menos posible en la familia, me calzaba las zapatillas, llenaba la mochila con las Páginas Amarillas, las Blancas y algún que otro libro y salía al campo hasta el anochecer. Largas horas en solitario, positivas para el entrenamiento psicológico, pero lesivas en el plano físico. Aunque, por suerte, tuve el apoyo del magnífico equipo del Centro Andaluz de Medicina Deportiva, en especial Javier Alonso, médico nutricionista, quien, en nuestra primera cita, desconcertado tras oír en qué consistía la prueba, me hizo llamar a la organización para asegurarme de que realmente tenía que cargar desde el principio con la comida de los siete días; ´él decía que no´ y tardó su tiempo en asimilar lo contrario.

Leer reportaje completo

VÍDEO OFICIAL DEL MARATHON DES SABLES 2018


 

Ver más en You Tube

MI MARATHON DES SABLES EN GOOGLE FOTOS


Fotos de Pierre-Emmanuel Rastoin, Manuel Megías y Xavi Gascó.

VER FOTOS DEL MARATHON DES SABLES


logo_syr

Otras rutas del Proyecto: